A veces, a nuestro taller de chapa y pintura en Guadalajara nos llegan auténticas joyas de la automoción. Coches clásicos que están perfectamente conservados y que siguen funcionando tan bien como el primer día. Mucha gente dirá que es porque antes las cosas se hacían para durar más, pero eso no es así. Lo que pasa es que los dueños de coches clásicos se han esforzado en cuidarlos desde el primer día.

Por eso, desde nuestra experiencia como profesionales en un taller de chapa y pintura en Guadalajara, queremos darte una serie de consejos sobre cómo cuidar adecuadamente tu coche.

Hay un grupo de piezas que tienes que revisar con relativa regularidad. Esto te ayudará a que no se estropeen en el momento más inoportuno. Por ejemplo: la presión de los neumáticos es algo a lo que tienes que estar atento antes de realizar un viaje largo. Otro tanto pasa con el nivel de aceite, si este escasea, puede llegar a producir importantes daños en el motor de su coche. Una cosa que hacen muchos conductores es tratar de comprobar hasta dónde puede llegar su coche sin aceite, pero esto es un error que puede estropear para siempre tu auto.

Los tramos cortos pueden desgastar muchísimo el mecanismo de tu automóvil. Puede sonar extraño, pero tu coche prefiere moverse en tramos largos. Esto es así porque en distancias cortas no ha tenido tiempo todavía de calentar el aceite, y entonces se está moviendo en frío, algo que perjudica al motor. En cambio, en un trayecto largo, el aceite tiene el tiempo suficiente de calentarse. Por tanto, antes de realizar un viaje corto con tu coche, coge el transporte público, así durará más tu automóvil.

Si necesitas los servicios de un taller de restauración, ponte en contacto con nosotros. Somos Kafer Klassich Garage.