Algunos clientes visitan un taller de chapa y pintura en Guadalajara tras sufrir algún percance conduciendo mientras se estaba produciendo una tormenta eléctrica, incluso con granizo, que les provocó algún problema con otro vehículo.

Para evitar una inesperada visita a un taller de chapa y pintura en Guadalajara te damos una serie de recomendaciones para que la conducción durante una tormenta fuerte sea ideal.

En primer lugar, debes conducir más lento por algunos motivos: evitar el aquaplaning, que es perder el control del vehículo; conducir a una velocidad reducida y así puedes incrementar más la visión, que en ese momento se reduce y, además, conseguirás guardar una distancia mayor con el coche de delante al cual también le afecta y puede frenar bruscamente en carretera.

Hay que tener en cuenta que debemos estar preparados para detenernos en cualquier momento por cualquier circunstancia, ya bien sea una balsa grande en la carretera, un arroyo u objetos arrastrados a la calzada por el viento de la tormenta. Por otro lado, déjate ver y lleva las luces correctas, para ser visto por partida doble por el resto de conductores.

Además, debes mantener las ventanas cerradas, evitando que un rayo pueda entrar en el interior del vehículo. Si cae en el coche, estarás seguro gracias a que la energía se descarga en el exterior del coche gracias a la teoría de Faraday.

Por último, no cruces zonas inundadas, ya que puedes quedarte atascado. Si paras, es mejor hacerlo en una vía de servicio o gasolinera para evitar problemas mayores. Es recomendable no salir del vehículo ya que si hay servicios de emergencias, éstos siempre miran en el interior de los coches y no dentro de grandes balsas de agua.

En Kafer Klassich Garage te contamos cómo conducir y comportarte bajo una intensa tormenta en carretera.