Como especialistas en la restauración de coches clásicos en Barcelona sabemos que una de las partes que más puede sufrir en estos modelos es la chapa. Con el paso de los años es inevitable que esta se vea deteriorada y necesite repararse y pintarse de nuevo para lucir en buenas condiciones. Tras estos trabajos de chapa y pintura será recomendable seguir los siguientes consejos para evitar tener que recurrir de nuevo a una restauración en pocos años.

En primer lugar, es fundamental ser muy cuidadoso cuando se conduzcan estos vehículos. Uno debe circular a velocidades moderadas para evitar sustos y choques tontos. Además, siempre que se organice un viaje será muy importante consultar con el alojamiento si tendrán un parking o garaje donde dejar de forma segura el vehículo.

En segundo lugar, como especialistas en la restauración de coches clásicos en Barcelona sabemos que el lavado de estos modelos debe ser mucho más cuidadoso que en los coches nuevos. Por ello será necesario comprar productos específicos para su lavado y dar una cera que proteja adecuadamente el coche. Además, deberán evitarse los túneles de lavado.

En tercer lugar, los coches clásicos suelen pasar mucho tiempo parados, ya que en ocasiones no resultan prácticos para hacer los trayectos del día a día. Para evitar que la pintura se deteriore estos deberán permanecer siempre en un garaje cubierto, siendo preferible que además cuenten con una funda protectora.

Siguiendo estos sencillos consejos desde Kafer Klassich Garage te aseguramos que la pintura de tu coche se verá perfecta durante mucho tiempo.