Desde nuestro taller de coches clásico en Barcelona te damos algunos consejos básicos para cuidar y conservar tu automóvil clásico. Un coche clásico se construyó en una época en la que la industria del automóvil contaba con otra tecnología y no deja de ser una máquina con muchos años, por eso, requiere cuidados especiales para conservarlo.

A diferencia de un coche moderno, los clásicos requieren revisiones constantes de agua en el radiador y  de aceite para evitar calentamientos del motor. También se puede cuidar el coche durante la conducción, te aconsejamos no abusar de la caja de cambios,. El consejo más lógico que podemos darte es no formar los motores de est5os coches clásicos más allá de sus capacidades.

En cuanto al combustible, las gasolinas actuales contienen menos plomo que las de épocas anteriores por lo que desde nuestro taller de coches clásicos en Barcelona te recomendamos que emplees algún aditivo de octanaje alto con plomo para mantener lubricado el motor.

Eso en cuanto a la mecánica, el interior de un clásico también requiere importantes cuidados, empezando por la tapicería que suele ser de cuero y los cuidados que requiere es limpiarla con un paño húmedo y después secarla y emplear productos específicos pra que la tapicería brille y luzca como nueva.

En Kafer Klassich Garage contamos con una experiencia de más de 30 años en el sector de la restauración de coches clásicos. Somos unos apasionados de estas auténticas joyas, trabajamos con dedicación  y profesionalidad poniendo especial atención y cuidado hasta el mínimo detalle.