Un interesante artículo que puede hacer cualquier taller de coches clásicos en Barcelona es repasar las averías más comunes que suelen encontrarse en los coches que superan los diez años. Hay estudios que apuntan a que el 70 % de los automóviles que acuden a taller para solventar un problema mecánico en España han superado la década. Un 57 % de ellos se encuentra entre los 10 y 15 años; un 34 %, entre los 16 y los 20 años, y el 9 % restante son coches con más de 20 años.

La experiencia que puede adquirir un taller de coches clásicos en Barcelona sirve para destacar que el principal problema con el que nos encontramos en automóviles de cierta antigüedad es el desgaste de la correa de distribución. Es el motivo más común por el que estos vehículos han de ser reparados en los talleres.

También suele suceder a menudo que algunas piezas como el embrague o los frenos, por los años y el uso, van estropeándose hasta dejar de realizar su función y deben ser sustituidas. Son también frecuentes las averías en los sistemas de seguridad, como los anclajes de los cinturones, que con el tiempo se fisuran y dejan de proporcionar el agarre necesario. El tubo de escape es otra de las piezas que, normalmente, no queda más remedio que cambiar cuando el coche pasa de la década.

Los coches de última generación incorporan sofisticados sistemas de navegación y son más complejos porque tienen un mayor número de componentes. Eso significa que muchas de estas averías que solían sufrir los clásicos se han erradicado por completo, si bien han aparecido otros problemas nuevos.

Si eres un enamorado de los coches clásicos, ten presente que debes llevar un mantenimiento adecuado. En Kafer Klassich Garage tenemos profesionales para ayudarte con esta cuestión y solucionar cualquier problema que te surja.