Una de las cosas que la gente, cuando visita un taller de chapa y pintura en Guadalajara, se pregunta es ¿debo cambiar el color de mi coche? Y es que este es uno de los factores más importantes de cualquier vehículo, ya que les aportan una interesante personalidad. Más aún cuando se trata de coches antiguos.

Por eso hoy queremos ayudarte a responder esta pregunta. Y es que como profesionales de un taller de chapa y pintura en Guadalajara, tenemos conocimientos suficientes para darte una serie de consejos que te serán de utilidad.

Los colores oscuros son una de las opciones más socorridas. Tienen la ventaja de que, por lo general, ayudan a mantener el valor de venta del coche. Además, psicológicamente, un color como el negro está asociado con la seriedad y la profesionalidad. Por tanto, se asociará a tu vehículo con el respeto. Con un gris oscuro darás la impresión de ser una persona algo más calmada pero, sobre todo, tenaz y persistente.

Los colores alegres y chillones son otro clásico. Es una opción bastante recomendable si quieres ofrecer un aspecto juvenil, y es algo que pega con tu estilo. Psicológicamente, tendemos a enlazar el naranja o el amarillo con los veinteañeros.

Los colores claros tienen dos claras ventajas: por un lado, reflejan la luz del sol y te ayudan a camuflar la suciedad. En ellos no se notan tanto las manchas, ya que son más generales, y no se recalentará tan rápidamente. Psicológicamente significan paz y tranquilidad. En el caso del azul claro está relacionado además con el buen humor de las personas, por lo que será una visión bastante alegre que ver. Eso sí, recuerda que es a ti a quien tiene que gustarte.

En Kafer Klassich Garage contamos con un equipo de profesionales que sabrán ayudarte a encontrar el mejor color para tu coche.