Cuando acudes a un taller de chapa y pintura en Guadalajara, tienes que tener claros los consejos más básicos acerca de los estilos que puedes dar a la carrocería de tu coche.

Los especialistas en el mundo del taller de chapa y pintura en Guadalajara saben que estos dos conceptos están indisolublemente unidos, y que el segundo de ellos va a depender sobre todo de los gustos de los clientes.

Sin embargo, aparte de pintar con profesionalidad y las máquinas más sofisticadas, los operarios especializados en estas labores pueden darte consejos acerca de las prestaciones de sus materiales y otras de sus características.

En primer lugar, si se apuesta por un tono original o exótico, va a costar más encontrarlo. Se trata, por tanto, de un factor que conlleva el encarecimiento del producto.

Lo contrario sucede con las tonalidades metalizadas, que resultan más económicas. Además, suponen una garantía contra los efectos de los arañazos y golpes, y te ofrecen un brillo visible de modo homogéneo desde cualquier ángulo. Que sean unos tonos muy clásicos, por otra parte, no significa que no puedas encontrar múltiples variedades de ellos.

Los tonos perlados o mates ganan en belleza a los anteriores, pero van a ser más caros y complicados de reparar. Los brillos no se verán de igual manera, según las perspectivas, que con los metalizados.

En cuanto a los tonos concretos, recuerda que va a suceder algo similar a lo que ocurre con los menos frecuentes, que su localización resulta difícil.

En todo caso, más allá de la rentabilidad de los productos, te conviene escoger las tonalidades de la carrocería en función de tus criterios estéticos, puesto que se trata de la primera impresión que los demás recibirán de tu vehículo.

En KÄFER KLASSICH GARAGE esperamos tu visita para ofrecerte el asesoramiento que necesites en materia de chapa y pintura.