Si eres un cliente habitual de algún taller de coches clásicos en Madrid y te gusta mantener cuidados tus vehículos, seguramente estés interesado en conocer estos trucos sobre conducción segura en invierno que te ayudarán a prevenir accidentes y a evitar que tu coche se dañe sin necesidad, haciendo que parezca recién salido de fábrica.

Estos consejos se aplican tanto a los coches actuales como a los coches clásicos, aunque en estos últimos cobra todavía más importancia el seguir estos trucos, pues no cuentan con un equipamiento tan avanzado como los vehículos actuales, haciendo que la pericia del conductor sea todavía más importante en aquellas situaciones climáticas no tan favorables. Lo primero de todo es asegurarnos antes de empezar el viaje de que no haya ningún fallo, prestando especial atención al motor, las ruedas y el nivel de líquidos. En caso de haber algún desperfecto, asegúrate de acudir a algún taller de coches clásicos en Madrid para solucionarlo.

Una vez que todo esté listo, podemos empezar nuestro viaje por carretera. Es fundamental contar siempre con una buena visibilidad, por lo que si las condiciones meteorológicas lo impidieran, es necesario retirarse inmediatamente a un lado de la carrera y detener el motor hasta que el tiempo mejore. Mismo procedimiento a seguir en caso de que los cristales se empañen por la temperatura, motivo por el que recomendamos que la temperatura en el interior ronde los 21 grados.

Por último, pero no menos importante, te recomendamos que mantengas siempre una distancia de seguridad mayor a la habitual para aumentar el tiempo de reacción ante cualquier imprevisto que pueda surgir durante la conducción. Si deseas más consejos o realizar una revisión de tu vehículo, te esperamos en KÄFER KLASSICH GARAGE, un taller especializado en todo lo que se refiere al mantenimiento de los coches clásicos.